English
Español
Français
Deutsch
Skandinaviska
Português
Русский

11061 supporters





Para participar en otras campañas de la UITA pulse aquí.


Fecha de actualización : 12-Sep-2016

Status: closed

© 2018 IUF

This campaign is now closed.
Diese Kampagne ist abgeschlossen.
Cette campagne est close.
Esta campaña ha terminado.
Kampanjen er avsluttet.

PepsiCo responde a la formación de un nuevo sindicato en Pakistán atacando los derechos

La dirección de PepsiCo, de la planta de Frito-Lay de la compañía en Lahore, Pakistán respondió a la formación y el registro oficial de un sindicato con 650 miembros mediante el acoso y el traslado de los dirigentes sindicales y tratando de violar los derechos de negociación colectiva del sindicato mediante la creación de un sindicato falso.

Desde que el Sindicato de trabajadores de PepsiCo se registró y obtuvo oficialmente derechos a la negociación colectiva(solamente en inglés), los dirigentes sindicales han sido objeto de procedimientos disciplinarios por acusaciones falsas y el presidente del sindicato fue trasladado fuera de la planta para evitar su contacto con los miembros. La compañía registró un sindicato nacional falso que dice representar a trabajadores de dos plantas distintas a efectos de debilitar los reclamos de los trabajadores de Lahore de que se negoció un convenio colectivo. A los miembros del sindicato se les niegan las horas extraordinarias y se los presiona para que abandonen el sindicato.

Al principio, los trabajadores formaron un sindicato en respuesta al abuso generalizado del empleo precario a través de contratistas de mano de obra, lo cual niega el empleo permanente a trabajadores que se han desempeñado durante años en la planta.

Una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras han estado llevando a cabo acciones de protesta en la puerta de la fábrica, exigiendo que la empresa ponga fin a sus ataques a los derechos y negocie de buena fe. Ustedes pueden respaldar esta lucha: SE PUEDE USAR EL FORMULARIO A CONTINUACIÓN PARA ENVIAR UN MENSAJE A PEPSICO, para decir a la compañía que respete los derechos sindicales en la planta de Lahore y que ponga fin a
la complicidad en las violaciones de los derechos de los trabajadores que fueron injustamente despedidos y despojados de su derecho a reintegrarse por defender sus derechos en un depósito en Bengala Occidental, India contratado exclusivamente por PepsiCo.