English
Español
Deutsch
Français

6809 supporters





Para participar en otras campañas de la UITA pulse aquí.


Fecha de actualización : 07-Nov-2019

Status: active

© 2019 IUF

Los trabajadores y trabajadoras de Coca-Cola que luchan por sus derechos en Haití, Indonesia, Irlanda y Estados Unidos aún necesitan su apoyo

Coca-Cola sigue violando los derechos fundamentales de trabajadoras y trabajadores en Haití, Indonesia, Irlanda y Estados Unidos.

En Haití, la embotelladora de Coca-Cola La Brasserie de la Couronne sigue negando sistemáticamente el derecho a formar un sindicato y a la representación de SYTBRACOUR (se puede leer más aquí, en inglés).

En Indonesia, la embotelladora de Coca-Cola Amatil continúa con su prolongado ataque contra los derechos de los sindicatos independientes y democráticos (se puede leer más aquí).

En Irlanda, Coca-Cola Company cerró dos de sus plantas de concentrado de propiedad directa, ambas fuertemente sindicalizadas, y trasladó la producción a la planta que le quedaba en Ballina, donde se niega a participar en negociaciones colectivas con el sindicato afiliado a la UITA SIPTU.

En Estados Unidos, la empresa embotelladora de Coca-Cola en el norte de Nueva Inglaterra gastó más de 330.000.00 dólares estadounidenses en contratar un estudio que asesora en destruir sindicatos para convencer al personal de la planta embotelladora de Greenfield de que no se afiliara a RWDSU/UFCW.

Les pedimos que demuestren su apoyo a estos trabajadores y trabajadoras y a la lucha por los derechos en el sistema de Coca-Cola. UTILICE EL FORMULARIO A CONTINUACIÓN PARA ENVIAR UN MENSAJE al Director Ejecutivo y Presidente de Coca-Cola, James Quincey, expresando su indignación por estas violaciones continuas de los derechos humanos y exigiendo que la Compañía actúe para repararlas. También se agregará su nombre a una petición que se entregará a Coca-Cola Company.

Su nombre: (requerido)
Su correo electrónico: (requerido)
Su sindicato/ organización:
País:
Escriba aquí su mensaje - o simplemente utilice el mensaje existente.

El mensaje aparece primero en inglés, luego en español.

To Mr. James Quincey, CEO and Chairman, The Coca-Cola Company
Cc Mr. Brent Wilton, Director, Global Workplace Rights, The Coca-Cola Company

Dear Mr. Quincey,

Despite two years of dialogue with the IUF serious workplace rights abuses continue at the Coca-Cola concentrate syrup manufacturing plant in Ballina, Ireland, and at your bottlers in Haiti, Indonesia, and the USA.

If we are to believe your Company's claims to respect human rights, these situations should not have arisen. Having been drawn to your attention, they should have been promptly resolved, and workers' rights recognized and respected. That is not happening.

I call on you to personally intervene. In view of the Company’s repeated declarations on respecting rights, I am sure you agree that in all these cases The Coca-Cola Company must return to compliance with international human and workplace rights standards. Your consumers and the wider public should also be confident that the Company's own human rights policy needs to be applied in full by the Company and its bottlers around the world.

Yours sincerely,


**********

Traducción

Para: James Quincey, Director Ejecutivo y Presidente, Coca-Cola Company,
C/c: Brent Wilton, Director, Director de derechos laborales de Coca-Cola Company

Estimado Sr. Quincey:

A pesar de dos años de diálogo con la UITA, continúan los graves abusos de los derechos laborales en la planta de fabricación de concentrado de Coca-Cola en Ballina, Irlanda, y en sus embotelladoras de Haití, Indonesia y Estados Unidos.

Si creemos que las afirmaciones de su Compañía de que respeta los derechos humanos, estas situaciones no deberían haber surgido. Luego de haberle llamado la atención, tendrían que haberse resuelto rápidamente y deberían reconocerse y respetarse los derechos laborales. Algo que no está sucediendo.

Le pido que intervenga personalmente. En vista de las reiteradas declaraciones de la Compañía sobre el respeto de los derechos, seguramente estará de acuerdo en que en todos estos casos Coca-Cola Company debe volver al cumplimiento de las normas internacionales de derechos humanos y laborales. Los consumidores de sus productos y el público en general también necesitan certezas de que la propia política de derechos humanos de la Compañía se aplique en toda la Compañía y en sus embotelladoras en todo el mundo.

Atentamente,

Si desea enviar su propio mensaje y no utilizar este texto, por favor, abra su programa de correo electrónico y copie las siguientes direcciones en el campo “Para": actions@iuf.org



Stop spam!
Ingrese el siguiente número en el recuadro a continuación 1153 :

Gracias

Si usted desea recibir las futuras acciones urgentes/alertas de nuestra parte, por favor diríjase a esta casilla